CCTV, cámaras y vigilancia

CCTV, CÁMARAS Y VIGILANCIA

La videovigilancia es una de las medidas más seguras para tu protección y hoy en día existen diferentes soluciones que se adaptan al espacio que deseas proteger. Elegir una puede ser bastante tedioso, sobre todo si se desconoce los aspectos técnicos de cada uno, pero no te preocupes, acá te contamos cómo puedes elegir la mejor opción.

Existen dos opciones de tecnología, Cámaras IP ó cámaras CCTV.

Las IP son dispositivos que se conectan a través de internet y pueden transmitir vídeo de alta definición, entre las ventajas tenemos:

  • Fácil instalación y mantenimiento.
  • Se conectan a cualquier ordenador o móvil, de manera que podamos ver y manejar la cámara desde cualquier sitio en el que tengamos Internet.

Las cámaras CCTV como su nombre lo indica, están conectadas a un circuito cerrado de televisión. Estas cámaras llevan la imagen a un centro de monitoreo y entre sus ventajas tenemos:

  • Mayor seguridad, pues la señal llega a una central de monitoreo.
  • No tienes que preocuparte por conectarlo, pues lo instala una empresa de seguridad, que se encarga de regular el circuito. De esa manera, es una solución más profesional que las cámaras IP. Ante cualquier alerta, los monitoristas actúan en tu auxilio.
  • Seguridad anti-intrusión, ya que la señal CCTV no se puede cortar, al contrario que sucede con la señal por Internet.
  • Seguridad anti-sabotaje, puesto que si alguien intenta sabotear el cable del sistema CCTV, se enviará una señal de alerta a la empresa de seguridad.

Algunas personas prefieren auto-monitorear sus cámaras desde su equipo móvil o su televisor, sin embargo, pese a que existe un nivel de protección, no es igual a que un grupo de personas estén monitoreando 24/7 y ante alguna eventualidad notifiquen con tiempo, de este modo, las cámaras IP son un soporte, mientras que las CCTV es seguridad preventiva que te anticipa ante cualquier eventualidad al permanecer vigilado.

Ahora bien, a menudo nos hacemos una serie de preguntas sobre si  realmente las cámaras de seguridad son disuasorias de la delincuencia o una buena inversión para nuestro hogar o negocio.

Y la respuesta es que sí, los sistemas de videovigilancia tienen dos principales funciones, la primera disuadir al intruso del hogar o negocio y la segunda, si hay alguna eventualidad el sistema es capaz de detectarlo y dar aviso a quien corresponda y si esto no te parece suficiente, aquí te enlistamos más razones para convencerte de que un sistema de video vigilancia, es el mejor dispersor de la delincuencia:

  • El costo de la videovigilancia es más barato que un sistema de seguridad con mayor rango de precio y que entre sus desventajas es que puede ser vulnerado.
  • Las cámaras no solo son útiles para resguardar tu seguridad, también puedes monitorear las actividades de las personas que visitan tu hogar o negocio.
  • Son la herramienta por excelencia que remite pruebas ante posibles eventualidades ocurridas dentro de tu hogar o negocio.
  • No tienes de qué preocuparte si dejas a menores de edad en casa, puedes vigilarlos desde tu equipo móvil y anticiparte ante cualquier situación de riesgo desde su CCTV.

Así que no lo pienses más, contrata un servicio de videovigilancia en donde nuestros guardias virtuales protegerán tu patrimonio y a los tuyos, a través de tecnología de última generación y con personal especializado en reacción inmediata. Estamos seguros de que nuestras soluciones serán el arma por excelencia ante la delincuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¿cómo podemos ayudarte?